Se ha cumplido un mes desde el accidente de migrantes en Gualaca, Chiriquí, donde muchas vidas se apagaron en medio de su búsqueda de nuevas oportunidades y sueños. 

El 15 de marzo, en el hogar Medalla Milagrosa, se celebró una Eucaristía en memoria de las víctimas, por su descanso, por los familiares que les han sobrevivido y por la recuperación de la salud de los convalecientes, en esta misa estuvieron presentes miembros de la Red CLAMOR, voluntarios, funcionarios del Servicio Nacional de Migración, familiares de las víctimas y sobrevivientes del accidente. La celebración fue presidida por Fray Manuel Pineda, OFM.

El hogar Medalla Milagrosa en este momento mantiene atención a 37 personas, principalmente de Haití, Ecuador y Venezuela, y con el apoyo del servicio de migración se coordinan acciones en beneficio de los migrantes, además de coordinar el ingreso de los convalecientes al hogar una vez salen del hospital.

Por otro lado, el martes 21 de marzo se recibió la visita del Ministro Provincial de la Provincia Nuestra Señora de Guadalupe (Centroamérica, Panamá y Haití) Fray Luis Enrique Saldaña Guerra OFM, quien realizó un recorrido por las instalaciones del hogar, conversó con los voluntarios y conoció algunos de los migrantes que allí se encuentran, Fray Luis Enrique agradeció en nombre de los frailes y de la Orden el servicio entregado y dedicado que llevan los voluntarios de la red en Chiriquí desde el primer momento y brindó palabras de aliento y esperanza a los residentes del hogar así como sus oraciones y acompañamiento desde la espiritualidad que nos identifica: La de Francisco de Asís, protector de los pobres y los necesitados.

 

Vivian Cianca

RFM-Panamá