Esperanzas

PENSAMIENTOS – POEMAS – REFLEXIONES

«Un sinfín de huellas»

«Un sinfín de huellas»

Salí por la puerta de enfrente,
salí con la mirada en alto
salí con el corazón recargado.

Caminé por un sueño,
 caminé movido por la esperanza,
 caminé, caminé, solo caminé hacia el horizonte,
hacia lo desconocido,
hacia arriba donde dicen que todo es bonito,
donde todo es mejor, donde dicen que los sueños se hacen realidad,
hacia ese lugar iba caminando.
Qué lugar tan maravilloso ¿no crees?

Pero que pies tan cansados siento
¿Por qué siento que el camino es tan largo?
El horizonte cada vez lo siento tan lejano,
cansado me encuentro como si caminara con los pies descalzos.

Sueños ¿Dónde están que no los veo?
Esperanza ¿qué te has hecho que no te encuentro?
¿Por qué me abandonan en este preciso momento?
¿Dónde quedaron mis sueños?
¿Dónde estás esperanza? Tú que me motivabas a caminar y el horizonte buscar
¿Dónde?

Con los pies sobre el pavimento me encuentro,
 con los ojos, la cabeza y los ánimos por el suelo.
Sediento yo me  siento,
caminando sobre la calle recta como en medio del desierto.
Escondiéndome de los perros que me olfatean desde lejos,
 guiándome por las estrellas y la luna que me cuenta historia.
¡Ya no puedo más!

¡Espera! Algo veo a lo lejos
¡Sí!
Es lo que la luna me contaba, es el lugar donde las estrellas me guiaban
¿Sera un oasis?
¿Qué será lo que mis ojos cansados logran observar?

«Tu tierra te reclama»

«Tu tierra te reclama»

Todo fue tan rápido y

Aún recuerdo tu último abrazo.

Todo ocurrió en un instante y

Aún siento tu mirada.

Todo fue cuestión de segundos y aún escucho el sonido de tu risa.

¿Qué es de ti?

¿Por qué te fuiste sin avisar?

¿Dónde te puedo encontrar?

Si el tiempo fuera fácil de manejar,

Lo hiciera para poder aprovechar ese último abrazo, para contemplar mejor tu última mirada, para saborear más tu última risa. ¡Si tan solo no fuera difícil manejar el tiempo!

¿Qué es de ti?

¿Por qué te fuiste sin avisar?

¿Dónde te puedo encontrar?

¿Por dónde saliste sin ruido causar?

Tan lejos estás que no te puedo abrazar, tan lejos que no te puedo mirar, tan lejos que de tu presencia no puedo degustar.

Si tan solo no fuera difícil el tiempo controlar, para poderlo regresar, a esos bellos momentos que solo a tu lado pude disfrutar.

¡Oh migrante! dónde estás, por qué de aquí te tuviste que largar. Tu tierra te reclama, tu patria te busca, para que puedas nuevamente experimentar aquellos momentos que solo aquí lograste tener y que de tu mente jamás podrás olvidar.

Espero un día volverte a tener en mi tierra, tu tierra que fue y te vio crecer.

JALR

¿Pensamientos, poemas, reflexiones?

Envía y comparte con nosotros